ARTE POESÍA RELATOS PELIS MÚSICA REFLEXIONES PENSAMIENTOS SENTIRES INCÓGNITAS

frase lobuna 2017

EL BIEN COMÚN ES EL MENOS COMÚN DE LOS BIENES
Edu BB Videla 2017

Frase Lobuna 45

Construyo acantilados a pedido. No me responsabilizo por los ABISMOS INTERIORES
Edu BB Videla (c) 2013

Frase Lobuna

Me di cuenta que era amor... porque mi corazón flotaba a la deriva y vos eras el río
Edu BB Videla (c) 2014

Frase filosófica

JEAN PAUL SARTRE
"L'enfer, c'est les autres"

Frase Lobuna 36

"AMO A LA HUMANIDAD, PERO NO SOPORTO A LA GENTE"
Charly Brown

sábado, 13 de abril de 2013

ENCUENTRO CON BUKOWSKI

 
 
ENCUENTRO CON BUKOWSKI
Estaba sentado en un bar en el Height de San Francisco, más precisamente en CHA CHA CHA, donde se come una comida caribeña de lujo. Me gusta sentarme mirando hacia la puerta, por estos lugares uno siempre suele ver algún viejo amigo. Estoy pensando justamente en esto y como hermanos mellizos entran uno detrás del otro. El primero con su eterna pinta de zaparrastroso el viejo Chinaski e inmediatamente detrás suyo el aún más viejo y desaliñado Bukowski. Me saludan al unísono levantando las manos y ambos se dirigen hacia mi mesa en el fondo del bar. Conociendo el paño le hago una seña a la moza que en este caso se trata de una muy buena moza. Los dos la miran cuando viene hacia nosotros, con su faldita extremadamente corta y su chaleco ajustado y su camisa clara desprendida, que insinúa el nacimiento de sus pechos generosos. Camina meneando la cadera como si estuviera desfilando (sabe que la observamos). Llega hasta nuestra mesa se inclina un poco entre mis dos viejos amigos y con vos de locutora de FM pregunta:
-          ¿Qué van a tomar?
Yo pienso dos cervezas y dos baberos, pero sólo digo:
-          Dos cervezas.
A Hank lo empujo con afecto hacia el respaldo de su silla y le pregunto:
-          ¿Estás escribiendo algo?
Y él reacciona y me contesta esforzándose por volver a la realidad, se pasa las manos por los ojos como queriendo desprender de la retina el bello cuerpo de la mesera:
-          Lo de siempre historias de un viejo mujeriego, dedicado al sexo y a la bebida.
Mientras lo escucho pienso interiormente, esta chica sabe lo que hace y con su acción ya ha incrementado notablemente su propina. Charles reacciona como un gemelo y como adivinando mi pregunta me dice:
-          Lo de siempre historias de un viejo escritor borracho cuya única pasión son el juego,  el licor y las mujeres. Y hablando de eso, dice Hank mientras me mira:
-          ¿Que te parece si nos damos una vuelta por el hipódromo?
-          Buena idea, dice Bukowski como si le hubiera preguntado a él.
-          No estaba hablando contigo, pero por supuesto también puedes venir.
Los interrumpo diciendo:
-          Lo siento amigos pero estoy esperando una dama y les digo que no cambiaría a esta mujer por ningún noble equino sea cual fuere su sexo.
-          Sobre todo si hay que correr detrás suyo, comenta Charles mientras se ríe desparramado en la silla.
-          Creo que tendré que correrla un poco, pero no tanto como a un caballo de carreras.
Termino diciendo mientras me río y todos soltamos a la vez una feroz carcajada. El resto de la gente que hay en el bar nos mira con desaprobación, pero no nos importa.
-          ¿Y esta niña no tendrá un par de buenas amigas que nos hagan compañía?
Pregunta Chinaski ansioso esperando sólo un sí por respuesta.
-          Me imagino que sí, le digo, pero no es lo que había pensado.
-          Oh! Vamos, sería divertido, se anima Charles. Aunque este viejo pecaminoso tendría que renunciar a ir a ver a sus potrancas.
-          No soy tan tonto, dice Chinaski, y sé diferenciar muy bien los favores de una dama de los de una yegua, aunque a veces no niego tengan actitudes similares.
Todos reímos de nuevo.
En eso veo entrar a mi dama, alta, pelirroja, exuberante, de carnosos labios sensuales. Los dos me miran y automáticamente alertados por mi silencio giran sus cabezas hacia la puerta. Helena nos ve y sonríe, esa es su mejor carta de presentación y sin vacilar camina hacia nosotros. Hank silba como un lobo en celo y me dice casi susurrando:
-          Me imagino que tendrá un par de bellas hermanas.
Asiento sonriendo, pero estoy un poco nervioso. Nunca se sabe como reaccionarán estos buitres, delante de una mujer hermosa. Pongo en mi máscara mi mejor sonrisa, beso a Helena mientras la tomo de las manos y los presento:
-          Helena, ellos son nada más ni nada menos que Charles y Hank dos buenos amigos que ya están por irse.
Helena les tiende la mano, Charles más correcto se levanta y con sus dos manazas tapa por completo la delicada mano de mi bella compañera. Hank se levanta y cuando toma la mano de Helena la atrae hasta sí y le estampa un lascivo beso en la mejilla. Ambos la están desnudando con los ojos y mientras la saludan los dos se miran y luego me miran desconcertados. Pero Hank es un viejo zorro y haciéndole una guiñada a Helena y sin soltarle la mano comenta:
-          Justamente hablábamos con Ed (ese es mi nombre) lo bueno que sería salir todos juntos a divertirnos.
-          Ahora caigo, dice Helena, usted es Henry Chinaski! Estoy leyendo un libro suyo, me fascina.
Y mirando a Bukowski se toma el rostro con las dos manos y dice:
-          Y usted... usted es nada menos que Charles Bukowski acabo de leer un artículo sobre usted en el diario y salía su foto, Oh! No puedo creerlo, claro que se ve mucho más joven en persona. Oh! Ed ellos son tus amigos y no me habías dicho nada. Pero mira que eres eh?
La historia comenzaba a dar un giro rotundo, yo un escritor de quinientos a la semana, casi desconocido a punto de tener un affair con una de las mujeres más hermosas que había conocido, estaba al límite de tener que disputarla con estos dos viejos y hambrientos lobos.
-          ¿Tienen pareja para acompañarnos?
 Preguntó inocentemente Helena.
-          No, titubeó Hank, cosa que me extrañó de sobremanera.
-          No precisamente, aclaró Bukowski ¿Qué propones?
-          Este bueno, dudó Helena, yo podría hacer algunas llamadas.
-          Excelente, la interrumpió Chinaski.
-          Qué buena idea! Reafirmó Bukowski.
-          Estoy perdido, mascullé entre dientes, pero nadie me escuchó. Sólo mi ego malherido ardió de rabia y retumbó mi enojo en las paredes internas de mi ser. Ya sabía lo que pasaría, irremediablemente terminaríamos todos borrachos envueltos en una orgía inigualable. Acabaríamos por cambiarnos de parejas y después de esto no volvería a ver a Helena, una mujer inteligente y hermosa que me importaba más allá de una encamada...
***********
... de pronto alguien me toma del hombro, vuelvo en mí, como de un pesado sueño, es mi querido amigo Pepe, que es escultor y vive en la Misión, el barrio latino de San Francisco. Así dentro del ruidoso bar vuelvo a la vida y sonrío, Pepe ríe conmigo y me dice sin soltarme el hombro:
-          ¿Te habías quedado dormido o  estabas soñando?
-          Mas bien era un mal sueño, un imposible (Bukowski es Chinaski. Helena no vendrá, terminamos ayer). Te invito una cerveza...
 
A Charles Bukowski, una mariposa efímera en la noche.-
 
EDU BB VIDELA (c) 2004 

 

MI AMIGO PEPE OZÁN in memoriam

 
Pepe Ozán - La Crucecita - 2009
 
Murió el 9 de Abril de 2013
Quiero recordarlo con una canción
 
 
EL TIEMPO NO PARA
 

sábado, 6 de abril de 2013

LOS JUEGOS DE LA MENTE


LOS JUEGOS DE LA MENTE
No importa si somos o nos sentimos pequeños.
El verdadero problema se presenta cuando nuestra mente genera pensamientos pequeños y se muestra rígida ante lo desconocido. Abrir la mente a pensamientos y situaciones nuevas es un ejercicio tan válido y necesario como respirar, para comprender el Universo... en definitiva los juegos maravillosos, diversos o perversos q nos propone a cada instante la mente... ESE OCÉANO MISTERIOSO E INFINITO.
Open our minds.
NAMASTÉ.

Edu BB Videla (c) 2013